ROSARIO DE LERMA: Continúa el escándalo en el Concejo Deliberante

0
20

La historia política rosarina ha escrito una de sus páginas más oscuras esta semana por la actitud de los concejales de esa localidad. Por una parte, un sector liderado por Griselda Galleguillos que se niega a dejar su silla de presidenta apoyada por los empleados del Concejo y por otra parte por el resto de los concejales que decidieron que Noelia Faundez presida. Todo en un marco escandaloso que ya trascendió a nivel nacional

Ya quedaron atrás aquellos años en que los cuerpos deliberativos municipales solían llamarse HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE, entre ellos el de Rosario de Lerma que nuevamente volvió a ser noticia por los encándalos protagonizados por los concejales

Los hermanos Galleguillos quienes llegaron a ocupar sus escaños municipales más por su fama mediática en las redes que por sus proyectos politicos que con el correr de los años fueron representando diferentes banderas partidarias, se han convertido en las vedettes de estos escándalos. El comportamiento irascible de Griselda que con pocos argumentos y muchos insultos pretende seguir siendo la presidente de un Concejo Deliberante que ya ha perdido todo tipo de credibilidad y la participación iracunda de empleados devenidos en noteros mediáticos y fieles acólitos de los hermanos Galleguillos que llegaron inclusive a “tomar” el edificio impidiendo el normal funcionamiento del cuerpo deliberativo ponen en jaque a la institucionalidad democrática local.

Recordemos que en la sesión especial convocada para el martes pasado y habilitada por la propia presidente Galleguillos, quien confiaba en que sus huestes políticas continuarían avalándola, decidió removerla del cargo promoviendo a Faundez en su lugar con una votación que consiguió el voto de una concejal que pertenecía hasta ese entonces al bloque galleguista originando la respuesta furibunda de Griselda que al grito de “corruptos” para los concejales que promovieron su alejamiento de la presidencia y de “traidora” para su ex aliada

Tanto los Galleguillos como sus empleados (porque luego trascendió que la mayoría de ellos fueron designados por Griselda Galleguillos) trataron de impedir la jura de las nuevas autoridades con insultos, provocaciones y hasta un curioso “pogo legislativo” donde se escuchaba “Griselda no se va” como si se tratara de un partido de futbol, todo bajo la atenta mirada de periodistas quienes transmitían en directo la escandalosa sesión

No conforme con impedir que la nueva presidenta ejerza su cargo, los “adictos” a la causa de los hermanos Galleguillos decidieron permanecer tomando el edificio e impedir que la sesión ordinaria del día jueves se realice con normalidad e incluso insultaron a los concejales del bando contrario

Por estas horas, hay un debate de índole legal para determinar que corresponde hacer. Por de pronto el intendente Martinez convocó a una sesión especial aunque su nota no quiso ser recibida por los empleados, por órdenes de Griselda Galleguillo, y se avizora un panorama politico álgido para los próximos dias que incluso ponen en serio riesgo la institucionalidad democrática rosarino

Los vecinos son, en realidad, los principales perjudicados en estas disputas increíbles a estas alturas de los tiempos democráticos en que vivimos, ya que se ven privados del normal funcionamiento de las instituciones. Se espera que alguien ponga cordura en estas horas para beneficio de los pobladores que, en su mayoría, se sienten defraudados por el accionar escandaloso de sus representantes quienes, sin dudas, no fueron elegidos para que cumplan este triste papel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here