A los 10 minutos del segundo tiempo, Luis Vázquez puso en ventaja a Boca y le dio la tranquilidad a su equipo. Pero a los 22 llegó el empate de Argentinos Juniors y se desató la polémica en la semifinal de la Copa Argentina: el gol fue anulado por offside.

La terna arbitral coincidió en que, como Nicolás Reiniero no tocó la pelota, Gabriel Ávalos estaba adelantado cuando intervino en la jugada que terminó en el fallido 1-1. Gabriel Milito, DT del “Bicho”, estalló de bronca y terminó siendo expulsado.

Pasado el encuentro, Reniero rompió el silencio y dio su versión. “En la jugada toqué la pelota. Es más, la parábola de la pelota cambia cuando la toco. Pero bueno, se quedó con que no la había tocado. La pelota me toca en el pie, cuando sigo el recorrido de la pelota para que no pierda el pique”, dijo.

“Al árbitro y el línea les expliqué que la toqué, pero quedaron con la decisión de cobrar el offside”, sostuvo el delantero en “¿Cómo te va?” (Radio Colonia). Y añadió: “Venimos de varios partidos en los que nos sacan de foco los árbitros, porque ves que en pequeños detalles no se está cobrando de igual a igual”.

“Creo que fuimos un gran equipo competitivo en el partido, por momentos estuvimos mejor que Boca. Pasan cosas y se va un poquito el balance del partido con cosas pequeñas que te van llevando para otro lado. Creo que nos vamos con la cabeza arriba”, sentenció el futbolista de 26 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here