Gran indignación causó en la ciudadanía la noticia de la fiesta organizada por los festejos de los 100 años de la Liga Salteña de Futbol que convocó a muchas personas donde el propio Gobernador Sáenz y varios intendentes, funcionarios, dirigentes y políticos,  en medio de las restricciones sanitarias vigentes. Mientras que a la ciudadanía se le pretende aplicar multas los dirigentes futboleros y las autoridades parecen pertenecer a una elite no alcanzada por las medidas.

Actitudes como estas son las que hacen que los ciudadanos de a pie descrean de las medidas que el Gobierno Provincial pretende aplicar para prevenir los contagios. Mientras desde todos los medios se trata de concientizar a los pobladores de evitar las REUNIONES SOCIALES, PORQUE SON LOS LUGARES DONDE LA MAYOR CANTIDAD DE CONTAGIOS SE PRODUCEN, se permite a la Liga Salteña de Futbol organizar una majestuosa fiesta que contó con la presencia de las autoridades provinciales y algunas municipales donde se ven a los participantes sin barbijos o mal puestos, en mesas atestadas y sin distanciamiento. Mientras que los comunes mortales no pueden ni siquiera hacer un asadito familiar por las “restricciones”, los restaurantes y peñas cuentan con escasa horas para poder llevar adelante su comercio y la policía hace multas a quienes contravienen el uso del barbijo y el distanciamiento obligatorio en las calles.

SÁENZ Y COMPAÑÍA PIERDEN AUTORIDAD MORAL

Los ciudadanos nos preguntamos ¿CON QUÉ AUTORIDAD MORAL PUEDEN LAS PRINCIPALES AUTORIDADES PEDIRLE A LOS SALTEÑOS CUMPLIR CON LAS RESTRICCIONES?. Seguramente saldrán a decir que se cumplieron con todos los protocolos vigentes, que fue al aire libre, que usaron barbijos (para la fotos) etc, etc,; pero en realidad todos sabemos que eso es poco creíble.

UNA NUEVA ELITE SALTEÑA

Con una población al borde del colapso económico, con un sistema de salud saturado, con profesionales de la salud exhaustos, con comercios al borde de la bancarrota, con familiares que no se pueden visitar, y lo peor con muertos diarios a causa del COVID, esta REUNIÓN SOCIAL no es para nada un ejemplo, ni tampoco algo inocente. ¿Quién garantiza que allí no se hayan producido contagios? o acaso ¿Todos los concurrentes, miembros de una aparente nueva elite, ya están vacunados y pueden darse el lujo de reunirse contraviniendo las restricciones?. Esto es grave porque el GOBERNADOR SÁENZ,  quien se mostró muy relajado el día de su cumpleaños en una transmisión en vivo donde los ciudadanos esperaban saber si la provincia se adhería o no a las medidas tomadas por el presidente Fernández, y lo único que hizo fue recibir saludos y pedirle a la gente que se cuide, PARTICIPÓ PERSONALMENTE de esta reunión social donde claramente se excedía de la cantidad permitida por el COE

LOS INTENDENTES TAMBIÉN

Entre los intendentes “figuretis” presentes se pudo ver a Betina Romero (Salta Capital), Daniel Moreno (Vaqueros) y Diego Sumbay (La Caldera) quienes no desaprovecharon la oportunidad para hacer lo que mas les gusta: “retratarse para la posteridad”, aunque esta vez procuraron el uso de al menos el barbijo para “dar el ejemplo”. Estos funcionarios lejos de abstenerse de concurrir a una reunión que claramente contraviene las disposiciones vigentes son quienes debería controlar que las fiestas no se realicen por ser un caldo de cultivo para el virus; sin embargo se los vió contentos y distendidos  Mínimamente un mal ejemplo

DESCONTENTO GENERALIZADO

Al mismo tiempo las restricciones vigentes dañan claramente a sectores que viven día a día de la gastronomía y de los espectáculos quienes se manifestaron este viernes en busca de que las autoridades revean las medidas. La mayoría de ellos cumplen estrictamente con los protocolos desde que se les permitió retomar sus actividades; pero la restricción horaria pone en serios aprietos económicos a muchas familias que tienen esta única fuente de ingreso; por eso al ver estas imágenes que recorren las redes y que incluso fueron difundidas por los mismos protagonistas, siente una razonable sensación de enojo e impotencia ya que sienten que incluso en esta pandemia “hay hijos y entenados”

La ciudadanía espera mucho más de sus funcionarios, y si bien habrá alguna “explicación”, seguramente no caerá para nada bien. ¡Una vergüenza!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here