El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, defendió que su país sea anfitrión de la Copa América a pesar de la intensa pandemia de covid que atraviesa la nación sudamericana.

Ha habido críticas generalizadas luego de que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) anunciara el lunes que Brasil sería sede del evento, que comenzará la próxima semana.

Un juez de la Corte Suprema ordenó al presidente Bolsonaro que presente más información sobre la decisión.

Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia, y registra casi 463.000 muertes.

Bolsonaro dijo que la decisión no estaba en discusión y que el torneo, que involucra a jugadores de Sudamérica, no representa un riesgo para la salud.

El martes declaró que había hablado con el ministro de Salud y habían acordado ser sede del evento.

“Tenemos que vivir”

“En lo que a mí y a todos los ministros, incluido el ministro de Salud, se refiere, todo está decidido”, señaló Bolsonaro a sus partidarios en Brasilia.

“Desde el principio he dicho sobre la pandemia: lamento las muertes, pero tenemos que vivir”, agregó.

"Desde el principio he dicho sobre la pandemia: lamento las muertes, pero tenemos que vivir", declaró Bolsonaro.© Proporcionado por BBC News Mundo “Desde el principio he dicho sobre la pandemia: lamento las muertes, pero tenemos que vivir”, declaró Bolsonaro.

Pero la decisión ha sido criticada por varios legisladores del país.

Un senador, Otto Alencar, pidió ayuda al futbolista brasileño estrella Neymar.

“Neymar, quiero decirte algo: ¡no deberías estar de acuerdo con la celebración de esta Copa América en Brasil! No lo aceptes. Este no es el campeonato en el que necesitamos competir. Necesitamos competir en el campeonato de la vacunación”, indicó.

La Corte Suprema le dio a Bolsonaro cinco días para dar información sobre la decisión del gobierno de organizar el torneo, después de que el opositor Partido de los Trabajadores presentó una demanda objetando el torneo.

Bolsonaro anunció que cuatro estados, incluido Río de Janeiro, albergarán los partidos. Sin embargo, los seguidores no podrán asistir a los estadios.

La agencia AFP informa que al menos seis estados dijeron que no organizarían partidos debido a la pandemia.

La Copa América estaba programada originalmente para que Argentina y Colombia fueran coanfitriones en 2020, pero el torneo se retrasó un año debido a la pandemia.

Colombia perdió el papel de anfitrión el mes pasado, en medio de protestas generalizadas contra el gobierno, y más tarde también se anunció la suspensión del evento en Argentina debido al aumento de los casos de covid-19.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here