Dos atentados con explosivos que fueron cometidos este jueves en las afueras del aeropuerto afgano de Kabul y en un hotel cercano causaron la muerte de al menos 13 personas, según informó la cadena de noticias árabe Al Jazeera, que citó a un responsable de los talibanes, al frente del país.

Varios militares estadounidenses murieron y resultaron heridos en el doble atentado, dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby.

“Podemos confirmar que varios militares estadounidenses murieron en el complejo ataque de hoy contra el aeropuerto de Kabul” y que “varios otros están siendo tratados por heridas”, dijo Kirby en un comunicado, calificando el atentado de “ataque atroz”.

El gobierno de Estados Unidos había reportado horas antes que una amenaza terrorista del grupo ISIS-K, dirigida contra las multitudes en torno al aeropuerto de Kabul, estaba dificultando los esfuerzos de evacuación mientras se acerca la fecha límite de retirada de tropas militares norteamericanas, fijada para el 31 de agosto.

Horas después, y todavía en medio de la conmoción internacional por las explosiones, se supo que la filial afgana del Estado Islámico (EI o ISIS) reivindicó los ataques en la capital del país.

La explosión en la Puerta Abbey, uno de los ingresos al aeropuerto de Kabul, fue el resultado de un complejo ataque que causó un número importante de victimas estadounidenses y civiles. “Podemos confirmar al menos otra explosión en el Hotel Baron o cerca, a poca distancia de la Puerta Abbey”, dijo el vocero del Pentágono, John Kirby, en Twitter.

La cadena de noticias CNN también informó que hubo afganos, y probablemente estadounidenses, entre las víctimas por el estallido, y citó a dos funcionarios estadounidenses no identificados.

El Reino Unido advirtió que un “ataque terrorista” podía ocurrir en Kabul, y también Bélgica había dado cuenta de una amenaza de un “atentado suicida”.

Durante la última semana el aeropuerto de Kabul fue escenario de situaciones dramáticas tras el retiro del país de las fuerzas militares de Estados Unidos y el triunfo político de los talibanes después de 20 años.

Números

Por su parte, la Cancillería rusa informó que al menos 13 personas murieron y otras 15 resultaron heridas en ataques con explosivos. Se trata de la primera cifra oficial de víctimas del ataque.

El portal de noticias estadounidense Politico informó que la filial afgana del Estado Islámico (EI) reivindicó los ataques.

Politico citó como fuentes a un funcionario estadounidense no identificado y a “una persona conocedora de la situación”, cuya identidad tampoco reveló.

John Kirby, vocero del Pentágono, que más temprado había dado la primicia del atentado, confirmó que se trató de un “un ataque complejo en el que resultaron víctimas militares estadounidenses y civiles” y que hubo al menos otra explosión en un hotel cercano.

Varios periodistas, como Sharif Hassan, reportero de The New York Times, publicaron en las redes sociales imágenes que hacen presumir que el número de víctimas fatales y heridos podría incrementarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here