A PESAR DEL FRIO LOS ESTUDIANTES SECUNDARIOS SIGUEN SIN RECIBIR LA COPA DE LECHE

0
70

En un actitud casi inentendible el Ministerio de Educación continúa sin proporcionales a los estudiantes secundarios de la provincia la Copa de Leche. Con condiciones edilicias pobres, con escaso personal de maestranza, con la ola de Covid en su máximo esplendor, con docentes contagiados y hasta fallecidos, con alumnos muertos de frío, hasta el momento el Ministro Cánepa se mantiene en silencio respecto del tema. En muchos establecimientos los docentes hacen colectas para darles, al menos, una taza de mate con un pedacito de pan.

La presencialidad en las escuelas, muy discutida por muchos docentes y mantenida a toda costa por el Gobierno de Salta, implica no solo el dictado de clases en condiciones indignas; sino también, sobre todo en el ámbito de los colegios secundarios exponer a docentes y a alumnos al flagelo de una enfermedad, ya sea Covid, neumonía, gripe o resfriado. El protocolo de mantener las aulas ventiladas a pesar de las bajas temperaturas, la ignominia de tener que usar frazadas por parte de los alumnos (situación incómoda si las hay) y la falta de empatía por parte de las autoridades del ministerio de educación que no han gestionado hasta la fecha la manera de brindarles a los estudiantes al menos una tacita de leche, mate o te caliente con un pedazo de bollo hacen que a todas luces, menos en la cabeza de los políticos de turno, sea prácticamente inviable el proceso enseñanza aprendizaje por más esforzados que sean los educadores

El gobierno debe garantizar, ya en épocas normales, que las clases se dicten en establecimientos dignos, con personal de maestranza suficientes y con estudiantes que reciban, no solo los saberes, sino también, en muchos casos, la única comida del día

 

Los docentes y directivos de secundario se preguntan que habrá que hacer para que los funcionarios se dignen a dar las soluciones y no se cierren en la remanida excusa de que no hay plata para esto. Sin embargo, hubo plata para pagar con un sobre precio millonario para favorecer a los “amigos del poder”. “Con esa diferencia tranquilamente se podría aportar para la copa de leche de los secundarios” opinan muchos docentes. Recordemos que el Gobierno pagó cerca de $20 más caro el litro de leche, lo que teniendo en cuenta la cantidad de litros diarios que implica el beneficio, se llega a una cifra millonaria dilapidada sin haber llamado, ni siquiera, a un concurso de precios. Las excusas del ministro de Hacienda fueron infantiles y la ciudadanía rápidamente se dio cuenta de la maniobra.

Hasta el momento, más allá de los medios, el único político que intentó alzar la voz fue el diputado Gustavo Pantaleón de La Caldera, pero ni siquiera pudo tener una entrevista con el ministro ya que se encuentra “bloqueado” increíblemente por el poder de turno de su propio departamento. Para este grupo de poder caldereño, no importa si la idea es buena o necesaria, importa solo si es de ellos y se las arreglan para impedir que los funcionarios de Sáenz atiendan a Pantaleón, según sus propias palabras.

Más allá de todo, sería muy bueno que otras voces se alcen porque pareciera ser que la de los docentes, la de los propios estudiantes y de alguno que otro político no bastan para convencer al gobierno de Sáenz para “invertir” en el futuro de la educación salteña

“UN ESTUDIANTE CON HAMBRE  Y FRIO NO PUEDE ESTUDIAR”

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here